viernes, 5 de diciembre de 2008

Editorial Columba: reunión de colaboradores

Con un año de atraso, al fin encontré el tiempo necesario para escribir este post.
El siete de diciembre del año pasado Ramón Columba convocó en una reunión a muchos de los colaboradores de la Editorial Columba. También estuvo presente una parte vital de la empresa, su personal administrativo.
El evento sucedió en el barrio de Palermo y allí, más de cuarenta invitados cargados de emoción, volvieron a encontrarse.
Guionistas, dibujantes y parte del elenco estable de la editorial, alzaron sus copas para brindar y rendir homenaje al quien dirigiera la empresa por más de cuarenta años: Ramón Columba.
Aún cuando ya no están en los kioscos, las revistas El Tony, D´Artagnan, Fantasía, Intervalo y Nippur Mágnum, viven en el recuerdo de miles de lectores, fans, y coleccionistas. Sólo hay que recorrer un poco la Web para encontrarlos. Páginas, grupos, artículos y homenajes, dan cuenta del significado que tuvieron las publicaciones en la vida de miles de personas.
Convocar a todos los artistas que colaboraron en la editorial hubiera sido una tarea imposible. A lo largo de setenta años de presencia en los kioscos, la cantidad de guionistas y dibujantes que transitaron por sus páginas es innumerable. Desearía nombrar a cada uno de ellos, pero olvidarme de alguno sería una descortesía.
Varios de aquéllos artistas ya no están entre nosotros; otros viven y trabajan con éxito en, ó para el exterior. Sin duda, sus personajes permanecen aún hoy en la memoria de sus seguidores.
Fue una verdadera alegría reencontrarse con quienes escribieron una parte importantísima de la historia de la historieta argentina. Ojalá se repita.

Sentados: Ramón Columba hijo y Ramón Columba nieto. Descendientes del fundador de la editorial. Parados: Héctor Cugno (director de varias publicaciones) Manuel Pérez (de contaduría) y Fabián Banchero, personal estable de la empresa.

En el medio Jean Dupuis, colaborador de Robin Wood. A la derecha, Sergio Ibañez y Alberto Macagno. Al fondo, Enio y César Spadari.

Ana María, la secretaria de la editorial. En cuanto nos vio exclamó ¡Mis chicos! sin duda eramos muy jóvenes cuando comenzamos. A su lado Enio Leguizamón, Rubén Meriggi y el autor de este post, Walter Alarcón.

Carlos Vogt, Domingo Mandrafina, Luis García Durán.

Esta foto está tomada del sitio personal de Armando Fernández. Aquí Armando con Ángel Alberto Fernández.

Un ejemplar autografiado para un amigo en el exterior: José Luis García López.

Un trío que se las trae. Sergio Ibañez, Rubén Meriggi y Manuel Morini. Si leyeron el post anterior, sabrán que Sergio sufrió la rotura del talón de aquiles mientras jugaba al fútbol con nosotros. Aquí estaba enyesado.

Alberto Macagno y Ricardo Villagrán.

Alguien por quien siento un afecto especial: Enio Leguizamón. Presa me envió con él cuando era muy muy chico. Tenía un estudio en la calle Emilio Mitre, frente al Parque Chacabuco. Siempre fue muy amable y considerado. Me enviaba a comprar decenas de chocolates que engullíamos sin culpa. En aquélla época Lucho Olivera aparecía por el estudio a dibujar "Yo Ciborg", para Record. Eran aquéllas páginas donde aparecían sus célebres gotas. Luego, Enio se mudó a una casa en Ramos Mejía y, al mediodía, preparaba asado con papas fritas. Un tipazo y un caballero.

Enio, Gianni Dalfiume y Ernesto García Seijas. Hubo un tiempo en el cual Enio y Seijas trabajaron juntos. Firmaban como Garenio.


El Tony. Hubo ejemplares autografiados para cada uno de los presentes.

Ricardo Villagrán y Ramón Columba.

También tomada del sitio personal de Armando Fernández: extendiendo el saludo a Manuel Morini, Pascual. Este dibujante continuaría con las series Killroy y Larry Trenton, antes dibujadas por Carlos Vogt. De izquierda a derecha: Ernesto García, César Spadari, Néstor Olivera, Alfredo Falugi y Horacio Lalia


A la derecha, Alberto Ascanio.

A la derecha, el hijo de Ramón, artífice de la reunión. En el centro, la secretaria personal del director de las publicaciones.

A la izquierda, Dalfiume y Morhaín. A la derecha, Carlos Pedrazzini.

Con camisa roja, Alfredo Falugi. A la derecha, Ángel "Lito" Fernández.

La toma es pésima (cualquiera tomaba la cámara), pero captura un momento único: el brindis entre los colaboradores. A la izquierda, Alfredo Julio Grassi. A la derecha, alzando la copa, Lito Fernández.



Última foto de Armando Fernández. Aquí, el guionista junto a Néstor Olivera y Alfredo Falugi.


Acaso esta foto reuna la mayor cantidad de colaboradores de la editorial. No estuve presente en el cincuentenario que se festejó en el Alvear, aunque sí en el sesenta aniversario. Este último se celebró en la misma editorial y estuvimos casi todos los que trabajabamos en aquél momento. Ojalá hubiera alguna foto.
Tengo un par de videos de la reunión de Palermo, pero sólo tienen valor documental. La filmación es pésima. Si puedo editar al menos algún minuto, los subo a la brevedad.

De izquierda a derecha: Horacio Lalia, Eugenio Zappietro (Ray Collins), César Spadari, Alberto Saichan, Luis García Durán, Miguel Ángel Repetto, Manuel Pérez (contaduría), Domingo Mandrafina, Fabián Banchero (personal administrativo), Héctor Cugno (director de varias publicaciones) y María del Carmen. Sentados: Claudio Morhaín y Carlos Enrique Vogt.

En el centro, Ramón Columba. Detrás, Estela (personal administrativo). A la izquierda de Columba, su secretaria personal. Sentado, Enio Leguizamón. A su lado Ana María, la secretaria de la editorial. Alfredo Falugi, con la camisa roja. Junto a él, Néstor Olivera. En el centro, de pié, Ernesto R. García Seijas. A la derecha: Gianni Dalfiume, Ricardo Villagrán, Sergio Ibañez. Alzando su mano, Alberto Macagno. Detrás de Gianni, Carlos Pedrazzini. A la izquierda del espejo, Ramón Columba hijo.

Agachado: Rubén Meriggi; a su lado, el autor de éstas líneas, Walter Alarcón. Detrás, Manuel Morini, Alfredo Julio Grassi y Ascanio. Parado sobre una silla, Ángel Fernández.

7 comentarios:

alejandro aguado dijo...

Que lindo ver esta reunión!!! No podrán hacer algo para que vuelva alguna de las revistas??????
En este blog http://laduendes.blogspot.com pueden leer una nota que se valoriza a la vieja editorial. Saludos

Walter dijo...

Gracias por tu comentario. Visité tu blog, lo había leido en alguna ocasión anterior. Muy interesante el post de valoración de Columba.
Respecto a tu pregunta, hay gente más informada que yo que seguro podrá responderte. Hasta donde sé, varios de los títulos de la editorial están en manos de quienes fueron sus acreedores.
Magma, de Editorial Thalos, intenta rescatar algo del espíritu de aquellas revistas. Saludos

Noelia dijo...

Tengo 24 años y los conoci cuando tenia 6 gracias a mi papa. Extraño un monton las novelas, tengo varios ejemplares y cada tanto cuando puedo los voy a cambiar en Parque patricios donde hay varios puestos de cambio de revistas. Se hace cada vez mas dificil conseguir alguno q todavia no lei.
Van a ir Viñetas Sueltas??

Walter dijo...

Noelia: imagino que algunos de los autores que ves en las fotos aquí, se darán una vuelta por Viñetas Sueltas.
¿Dificil encontrar algún número que no leiste? Seguí buscando, hay setenta años de publicaciones ininterrumpidas. Parque Rivadavia también es una buena opción, aunque reconozco que muchos números son "figuritas difíciles". Gracias por la visita.

Ramón dijo...

Hola Walter: me pone feliz ver esta maravillosa reunión. Desde que tengo uso de razón siempre estuve en contacto con las aventuras publicadas en Columba. Ya soy un cuarentón pero sigo releyendo mis colecciones que me guiaron en la elección de mi profesión. Muchos tuvieron idolos musicales, futbolistas, artistas varios, yo los tuve a los guionistas y dibujantes como referentes. Muchas gracias

Cristina Menendez dijo...

Una linda reunion de colaboradores de la Editorial Columba. Lastima que ya no estaban los hacedores de las revistas y del boom de la Editorial: El Sr. Antonio Presa , el Sr. Mateo Bernáldez de Contaduria, el Sr. Estevez Ricardo de Contaduria y mi papá el Sr. Román Menéndez, más conocido como Manín que comenzó siendo cadete hasta llegar a Director pasando por la Gerencia de Redacción y jubilado en el año 1980. Luego la Editorial fue barranco abajo hasta su desaparición. Fue el artífice de muchas de las mejores novelas de Columba como Nippur de Lagash, Dennis Martín, Jackaroe, Mi novia y yo, por solo citar los principales junto con Robin Wood y tantos otros escritores y dibujantes de la Editorial. Gracias por el recuerdo

Walter dijo...

Gracias por tu comentario, Cristina. Es cierto, es una pena que colaboradores tan valiosos ya no pudieran estar presentes. Con setenta años de historia, estas fotos representan una minúscula parte de la historia de la editorial. Supe de la labor de tu padre y él siempre está presente en las conversaciones de los colaboradores. Si te parece, me gustaría difundir aquí muchas de las cosas que contas. Saludos.